como es el sigo en lengua de signos de apellido

El pasado 5 de octubre se efectuó la charla virtual Disponibilidad y Lectoescritura: Abordaje de la lectura y la escritura en alumnos con discapacidad sensorial, al cargo de expertos de la Unidad de Educación Particular del Área de Atención a la Variedad, DEG-MINEDUC.

Esta charla tuvo como propósito dar elementos que dejan estimar el desarrollo de lectura y escritura como un desarrollo dinámico con extensas opciones de diversificación de formatos, métodos y elementos al servicio de pequeños, pequeñas y jóvenes con diversidades sensoriales como discapacidad visual, auditiva o sordoceguera. Se percató de aquellas peculiaridades propias de la condición de la gente ciegas, suecas o sordociegas y de qué manera influyen en las y los alumnos las creaciones sociales y las propias creaciones que definen su identidad, tal como las barreras para la comunicación, participación y el libre tráfico en el ambiente y en los distintos contextos. Como sucede en el contexto educativo, que en ocasiones levanta barreras que afectan a la participación y el avance en la trayectoria didáctica de esta población escolar.

Contenidos ocultar
1 El abecedario en la lengua de signos

El abecedario en la lengua de signos

El abecedario se efectúa por medio de la dactilología. En la mayoría de los casos, se representa de forma manual de todas y cada una de las letras del abecedario mediante múltiples configuraciones 🔧. De ahí que, la dactilología se emplea como complemento asociado a la lengua de signos de españa.

Además de esto, de la misma en las lenguas orales, el abecedario dactilológico es el primero que se aprende para introducirse en la lengua de signos.

A la gente suecas les ponen un signo en el momento en que son bebés, comunmente se lo ponen los progenitores ahora ocasiones tienen la posibilidad de heredar un signo familiar.

  • Fachada física: forma de su pelo o peinado (pelo rizado, con flequillo, con cola); si tiene algún lunar peculiar; utilización de piercing; si tiene lentes; forma de la cara (cara redonda, con mejillas), etcétera.

  • Carácter (despistado, llorón, simpático, dormilón, etcétera.).

  • Su sitio de nacimiento o procedencia: en el momento en que este es peculiar, como es otra localidad o país (Francia, Bilbao, etcétera.).

  • Su profesión (panadero, pintor/a, etcétera.).

  • Aficiones (ajedrez, sellos, viajar, baloncesto, tenis, etcétera.).

  • Nombres o apellidos con signo ahora predeterminado (Violeta, Iglesias, Rosa, Blanca, Nieves…).

  • Forma de vestir (atentos largos, pañuelo de cuello, muchas pulseras…).

  • Prácticas o hábitos (agrupar las manos, tocarse una ceja).

  • Nombre de Beato: los beatos mucho más populares u otros individuos bíblicos tienen signo y la gente de esta forma llamadas tienen la posibilidad de adoptar este (Piedro, Ángel, Jesús, José, María, etcétera.).

  • Herencia: exactamente la misma sucede entre la gente oyentes, varias personas «heredan» el signo personal de algún familiar.

  • Dactilología: Otra de las probables maneras de bautizar a un individuo en LSE es usando la inicial de su nombre o apellido combinándolo con ciertos elementos precedentes. Por poner un ejemplo: Si Lourdes tiene el pelo rizado, su señal podría ser el signo de su inicial (L) describiendo la caída de los rizos.

Notas

Antonio Gascón Ricao, Charla dada en Historia de la Lengua de Signos. La problemática de la gente suecas. Jornadas. Centro de Lenguas Modernas, Facultad de Cádiz, 7 al 9 de octubre de 2004.

2 Antonio Gascón Ricao (1998): ¿Señales o signos? Evolución histórica, en la web de la UCM, www.ucm.es/info/civil/bardecom/docs/signos.pdf, y José Gabriel Storch de Felicidad y Asensio (1998): El nombre de nuestra lengua, en la web de la UCM, www.ucm.es/info/civil/bardecom/docs/signa.pdf.

Deja un comentario