el arte que emplea como medio de expresión una lengua

La literatura es la ciencia que estudia las proyectos literarias y una asignatura que se enseña en institutos y universidades, en ciertos llamada lengua y literatura. La literatura la establece la Real Academia De españa como una expresión artística que se apoya en la utilización del lenguaje

Pero, ¿para qué exactamente sirve la Literatura?

Ahora les afirmaré ciertas utilidades que tenemos la posibilidad de ofrecer a la Literatura:

  • Evasión. La literatura nos deja evadirnos de la verdad, nos deja escapar de todo el mundo que nos circunda, de todas y cada una de las intranquilidades que pertenecen a nuestro día a día. La buena Literatura es aquella que nos ofrece la opción de desconectar de todo el mundo real en el transcurso de un tiempo
  • Situación. La literatura nos deja comprender bastante superior el planeta si se enseña desde el criterio propósito. En ocasiones se puede decantarse por evadirse de la verdad a la que me he referido al punto previo reproduciendo la verdad que nos circunda.
  • Conocimiento. La Literatura sirve como forma de transmisión del conocimiento. Merced a las proyectos literarias, somos capaces de estudiar un sinfín de cosas que la vida día tras día es inútil de enseñarnos.
  • Fantasía y también Imaginación. ¿Qué puedo mencionar de la relación entre Fantasía y también Imaginación y Literatura? Pienso que escribiendo la palabra Quijote le va a quedar a la perfección claro. La Literatura es de los mejores potenciadores para la Imaginación, la Fantasía e inclusive me atrevería a decir el sueño. Que lo pregunten si no a Hamlet…
  • Diversión. Siempre y en todo momento he defendido el carácter lúdico de la lectura y, por consiguiente, de la literatura. Se habla de una manera magnífica y también insaciable de diversión y diversión. Un diversión que tiene la enorme virtud de ser un acto individual, de no depender del resto.
  • Viaje en el tiempo. La literatura nos deja aparte de evadirnos de la verdad mucho más instantánea, transportarnos a través del tiempo pasado y del futuro. Merced a la literatura somos capaces de viajar a temporadas recónditas o teletransportarnos en una máquina del tiempo hacia un futuro inexplorado.
  • Viaje al espacio. No solo sirve la literatura para viajar en el tiempo, sino nos se utiliza para recrear espacios. Tenemos la posibilidad de gozar del espectáculo de un bufón en un palacio medieval o conocer Plutón con asistencia de una nave espacial.
  • Ampliación del vocabulario. Está probado que el lector de proyectos literarias tiene un vocabulario extenso, variado y conoce la palabra precisa para cada término, iniciativa, sentimiento… Juan Ramón Jiménez lo plasmó estupendamente en estos versos: Sabiduría,/ dame el nombre exacto de las cosas.
  • Agilidad lectora. Esas personas que se aficionan a leer Literatura consiguen transcurrido un tiempo una agilidad lectora que les dejará ser considerablemente más productivos en el momento de efectuar otras tareas similares, por poner un ejemplo, con los estudios. La agilidad lectora optimización la entendimiento de contenidos escritos.
  • Optimización ortográfica. Otra de las virtudes que tiene para los que leen la Literatura es que es una manera magnífica de progresar la ortografía. Asimismo esté probado que los buenos leyentes acostumbran a cometer menos fallos ortográficos, en tanto que la lectura capacidad lo que tiene por nombre la ortografía visual.

La función poética del lenguaje

Investigadores del lenguaje como el lingüista ruso Roman Jakobson, ofrecen que el lenguaje verbal se utilice por medio de distintas funcionalidades como la función apelativa ( increpar al otro a fin de que realice algo que se quiere), la expresiva (hacer llegar a quien escuche el estado anímico del emisor) y la función poética del lenguaje.

Esta función poética se distingue del resto en las que se preocupa por el mensaje comunicado, por las formas, los códigos, las referencias y la hermosura, en vez de poner el foco en el resultado “útil” conseguido. Es la función característica del lenguaje literario.

Deja un comentario